LIGA FUTBOL-CHAPAS MERIDA
LFC MERIDA - EVITAR LA VIOLENCIA
LFC MERIDA

 

Evitar la violencia

futbolchapas contra la violencia en el deporte


El problema de la violencia es sin duda un tema de primer orden, de rabiosa actualidad en nuestros días. Para toparnos con él no hace falta más que salir a la calle, o encender el televisor para ver tantos y tantos espectáculos de violencia gratuita. Ir a las causas, es la mejor forma de tratar de entender el problema:

1) Factores Culturales, Familiares y Sociales: Cada vez son más frecuentes las imágenes de violencia gratuita e irracional, sobre todo con gente cada vez más joven, ligados a una amplia problemática social: desempleo, dificultades para acceder a una vivienda, uso problemático de drogas, desesperanza, falta de expectativas, confusión en la escala de valores, son algunos de los elementos de esta problemática. La crisis económica que retrasa la emancipación y la incorporación al mundo del trabajo, conlleva un aumento considerable del tiempo libre, unido a una falta de iniciativas para el uso alternativo de ese tiempo libre. Los jóvenes reciben el estrés y la frustración de sus padres, y una falta de límites por la nula autoridad de sus padres, educadores y cuidadores. Así aparecen nuevos roles en la relación paterno-filial, roles de "amistad". Se produce así una intolerancia del entorno hacia los conflictos generados por los propios hijos, pero surge una intolerancia extrema hacia los demás, los ciudadanos de a pie dicen a sus allegados que no tienen problemas, que "el problema es de los demás".

2) Incidencia de los Medios de Comunicación: Los fenómenos de violencia, especialmente de violencia juvenil, encuentra en los Medios un eco que no acaba de corresponderse con los datos estadísticos, ni con la realidad de los hechos. Con mucha frecuencia se generalizan y magnifican estos hechos, exaltando modelos negativos para la juventud. Los medios a su vez presentan innumerables falsos héroes, creando en la sociedad una excesiva competitividad y frustración al no lograr alcanzar el modelo que se representa. Los medios adquieren un protagonismo como transmisores de valores y conductas, donde las acciones violentas se acaban convirtiendo en algo normal y habitual.

3) La Violencia en el deporte: No es más que una manifestación de la violencia social que existe, donde son sólo unos pocos los que se hacen notar en un espectáculo deportivo, donde hacer más notorias y llamativas sus acciones violentas. La responsabilidad en este problema esta muy repartida: Comités de Competición, Directivos de los Clubs, entrenadores y deportistas, actuaciones arbitrales, tratamiento de la información por los medios, en ocasiones incitando a la violencia. Por ello, para contribuir a la mejora de esta situación consideramos fundamental colaborar con las Administraciones Locales (Ayuntamientos, Juntas de Distrito...) para ofertar un nuevo espacio de convivencia para jóvenes y mayores, donde los modelos que se ofrezcan sean positivos (respeto, solidaridad, tolerancia, deportividad...), y donde la responsabilidad de su buen funcionamiento dependa de todos sus integrantes, haciéndoles sentirse no sólo integrantes de un todo, sino participantes activos y necesarios para el éxito y el buen funcionamiento de las actividades. Este espacio de convivencia lo tenemos en todas las competiciones de la LFC, donde vemos como a través de un juego tan arraigado y tradicional como es el FutbolChapas, se refuerzan tanto los valores positivos personales (autoestima, instinto de superación, respeto por el otro...), como los grupales (solidaridad, deportividad, sentimiento de pertenencia a una colectividad que represente al individuo...), y todo desde la base, desarmando la violencia social con valores y actitudes y valores positivos desde el trabajo en el ámbito local.

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=